Manifiesto de Académicos a favor de una directiva de diligencia debida ambiciosa

En un momento clave de las negociaciones entre el Consejo de la UE, Parlamento y la Comisión Europea en el que se acordarán los aspectos pendientes de esta directiva, la Academia se une para pedir la aprobación de una ley europea de Diligencia Debida Empresarial, ambiciosa.

Más de 150 miembros de la academia internacional, de campos como el derecho, la economía, las ciencias políticas o el medio ambiente, firman un manifiesto pidiendo a al gobierno español y a los demás gobiernos de la UE que aprueben una ley de la Diligencia Debida de las Empresas en materia de Sostenibilidad, ambiciosa; que permita proteger, respetar y reparar los abusos a los derechos humanos y los daños medioambientales cometidos en el contexto de las actividades empresariales.

El manifiesto, firmado por destacados miembros de la academia internacional, incide en el potencial de ésta directiva de influir de manera decisiva en las prácticas de sostenibilidad y de respeto a los derechos humanos por parte de las empresas que operan en Europa y en otros países y hace hincapié en la necesidad de que el texto final incluya los siguientes puntos:

La obligatoriedad de que la ley se aplique a la totalidad de la cadena global de valor, dentro y fuera de las fronteras de la Unión Europea;

  • Que se amplíe la lista de sectores considerados de alto riesgo, como las instituciones financieras y bancarias;
  • Que impulse la eliminación de las barreras legales para el acceso de las víctimas a la justicia;
  • Que garantice los derechos humanos y el medioambiente con el fin de eliminar prácticas como el trabajo infantil, el trabajo forzoso y evite la contaminación y la degradación medioambiental;
  • Que se establezcan, con carácter obligatorio, las consultas y la participación de los titulares de derechos y partes interesadas
  • Que incorpore la perspectiva de género.

Este escrito llega en un momento decisivo de la negociación de la Directiva sobre Diligencia Debida de las Empresas en materia de Sostenibilidad, que tras la reunión de del Comité de Representantes Permanentes de los estados miembros, celebrada el pasado 15 de noviembre, en la que revisaron su posición, llega a la ronda final de negociaciones.